Saletta Reale della Stazione

Stazione FS

El 17 de agosto de 1840 se inauguró la línea de ferrocarril, la segunda en Italia después de la Nápoles - Portici, que unía Milán con Monza, donde la familia de los Habsburgos tenía su residencia de verano. En apoyo de esta corta pero importante línea de ferrocarril, se construyó una Estación de tren de gusto neoclásico, que fue demolida con motivo de la construcción (1882 - 1884) de la nueva, más amplia estación que aún existe. Umberto I de Saboya, gran usuario del tren para sus viajes, hizo realizar la Sala Real, una sala de recepción para la familia real y sus invitados. Ejemplo interesante del gusto ecléctico vigente en ese momento, la Sala Real está decorada con elegantes motivos florales en las paredes y en el techo con el Genio de los Saboya, pintado por Mosé Bianchi (1883-1884).

El espacio alberga actividades culturales.